La normalidad es un abstracto. Pero si quieren entenderme se refiere a algo que llevaba mucho tiempo desaparecido. Lo que ha pasado se estaba esperando sin hacer nada. Igual que la próxima gran llamarada solar. La última a primeros de siglo fundió cables de medio centímetro de grosor. Todos los telégrafos.

Si pasa. Perdón. Cuando pase ahora se acabarán los bancos. Las nucleares se descarriarán …. Y la llamarada es solo un ejemplo. Hay otros pandesastres a la vista. ¿Normalidad? La normalidad es no hacer nada ante la catástrofe inminente.


Tus sueños con el infinito.

Espirales en movimiento.

Abismos y precipicios en los que, siempre estas al límite, encaramado en el borde, pero nunca caes. Y lo sabes pero el exiguo sendero al borde nunca se acaba.

La certeza de no terminar abajo no mengua la angustia de no poder volver atrás.

No puedes salir ni puedes caer.

No puedes correr más que tu perseguidor ni menos que lo que quieres alcanzar pero ni lo uno ni lo otro se detienen. Resuelto: porque me persiguen? para que no pueda alcanzar lo que toco con la punta de mis dedos.

El misterio: ¿porque yo tampoco me paro?

Porque me persiguen

Otra vez espirálico. Aunque el papel está quieto el centro continúa profundo hacia abajo.

Si al menos supiera que es eso que persigo en mi sueño…


La creatividad está ahí!

En respuesta a un comentario sobre este tiempo sin festivales.

Esto debería servir para una escalada de creatividad. Aunque no hace falta mucho para mejorar lo presente. Ya el primer comentario habla de grupos que llevan…treinta años. Molan mazo. Pero en vez de revivir los 80-90s (que los testigos vivimos con grandísima frustración y imposibilidad de pagarnos una hora de estudio) tenemos que buscar mejor la música. Que siempre está ahí… agazapada en casa de intriunfadores que tocan por necesidad espiritual. Con verdadera verdad.


Importante momento? Depende quien lo diga…Si. Si para los USA ofrece el dominio unipolar del espacio en el último momento justo A EEUU apenas le queda el tiempo para consolidar su dominio en los aspectos guerreros (militar sería una palabra demasiado honorable para su actitud) antes de perder su status de -no solo primera- potencia mundial y evidenciar su fracaso como país custodio de sus propios ciudadanos.


Aquí está

https://www.wsj.com/articles/trump-pushes-governors-to-get-tough-on-violent-protesters-11591026977

El miedo a la diferencia?
Excusas
La envidia de lo que tiene otro
El odio al mas pintado
La inquietud de no querer
ser como el

El majara amarillo no tiene suficiente con provocar a la Amarillos majaras sino que quiere que el vírico panorama en su país se vuelva negro fuego.
Allá los presidentes tien un truco cuando falta poco para la reelección Y VAN A PERDER. Se montan un guirigay bélico. La tradición dice que si hay guerra TODOS al lado de su presidente ande o no ande. Manque sea un criminal.
Peligro de pandemónium pan nacional cuadrafónico. Para este todo son factores macro económicos. Incluido las microvidas de millones de pobres.
Un poco como el Pepe pero con poder verdadero.


Llevaban los científicos alertando de la inevitabilidad de una pandemia -si no inminente muy próxima- desde hace años. Pero eso de pagar dineros por adelantado para prevenir- la falta de equipamientos, el desmantelo de un estamento PÚBLICO de peso, la fuga de especialistas y científicos-por la tacañería de los Aznares, Rajois etc; le ha echo la cama a algo que era inevitable.

La gestión de este Coronavirus NO es un fracaso de nuestras Fuerzas Sanitarias. Era una MISIÓN IMPOSIBLE -y suicida para tantos- con lo que teníamos en reserva (ibuprofeno y jarabe para la tos a lo más).

Nos dedicamos a privatizar la sanidad y ahora necesitamos pagar hoteles para los enfermos. Descuidamos las residencias de ancianos y a las clases más vulnerables (en EEUU el 80% no tienen cobertura) y ahora nos tiramos de los pelos.

Algunos nos tiramos de los pelos… los antiguos mandos de nuestro valioso Ejército Sanitario ahora se rasgan las camisas. Descaradamente nos sueltan que ellos aumentaron el número de camas y enfermeros….¡en Madrid!

Pero que.

Los habíamos votado nosotros (es un decir). Y los volveremos a votar.

Que bonita está la naturaleza ahora. Sin humanos molestos. Pero que corta se queda su advertencia.

En este punto uno ya no sabe que desear. Seguro que dentro de 80 años la gente se lamentará de que no hubiera habido un verdadero diezmo. Egoístas ellos egoístas nosotros. Ley de vida y muerte.

Me recuerda aquel documental de naturaleza en la que unos animales gregarios, detectando su número desmesurado para su ecosistema se arrojaban en masa a la carrera por un acantilado hasta las rompientes de abajo.


Inercia desperdiciada…………:::…..

1979 finales.

Observaba la llegada del número 80 con sensación de velocidad. De verdadero cambio. Ni por asomo me ha pasado parecido en los años 90 o en 2000. Veremos los 20. Si serán los alocados años 20, aquellos melancólicos 20 o la década del punto sin retorno.

La sensación de un nuevo paradigma se grabó en mí para siempre. Sigo con que la Octava década fue la del verdadero cambio de siglo.

Y en este país la de otra oportunidad aplastada.

Nos transitaron como a carneros. Paro galopante. Drogas así tinas alcool y tabaco a tutiplén. Quien no recuerda de aquellos años entrar a las seis, siete, nueve… a cualquier hora de la mañana a un bar y cada cliente tenía al menos tres copas de alcohol duro vacías ante el. Coñac, anis , Solysombra, el café era carajillo. Y todo eso socialmente aceptado.

Sol y sombra
mi bebida maldiga

80 fue la velocidad perdida. Lo que otros países hicieron en sus post dramas (Alemania, Francia,etc) a nosotros nos lo impidieron: turismo, bares y no había otro modelo de negocio para el Español emprendedor. Todo el litoral estaba y’a cementado y la burbuja seguía creciendo estéril.


Hoy, una vez más me decepciono leyendo historia fabricada sobre los sudores de otros.

COMO ESTO:

https://qconciertos.es/las-que-mandan-romana/

Solamente con la primera que has mencionado “Al asko” y’a has desvirtuado tu reportaje.
Vivimos en un mundo de comadres que se dedican a venderse vendiendo a los verdaderos protagonistas en favor de nenes de papá que no tenían que empeñar la piel en inaccesibles equipos de sonido. (Papa quiero ser una estrella. Vale hijo/ja Mecánicos P.e.).
Los que verdaderamente nos MOVIMOS en los 70 80 y primeros 90 fuimos apartados de la historia oficial. De los creadores de mitos. A base de repetir en los 40. Dios como odié esos hits en la mili. Repetidos hasta el infinito parecía como si no hubiera otra música.

Claro. Sin remedio ahora el imaginario colectivo está poblado de incalificable mediocridad.

Y claro. Todo el espíritu creativo desviado de tendencias uniformizas hoy no brilla. El panorama es cuasi plano en este país.

Miento. Ahora que todo el mundo tiene acceso a un estudio en su casa…

Ahora que el show bassines se va a ver privado de macro chorradas la gente va a tener que buscar su música viva en sus vecinos. En pequeños sitios diáfanos.

Miento más

La música siempre ha estado ahí. Los músicos, los verdaderos son fontaneros, oficinistas, soldados… que no musican por nada más que por su creatividad. Sin esperanza de vender. Solo de ser escuchados por sus amigos.

El alma no se puede matar. La música, quizás como tú; tiene vida después de la muerte.


CNúmeros, el carácter de los.

1 Uno

– El uno sugiere delgadez,

anorexia, desnudo.

Fachada hábil que esconde su

poder, su rol de computación.

Y tiene una gorra

El uno es el 👍 sí relativo.

En términos binarios

2 – podría ser envidioso del uno y el 0. El prefijo BI se refiere a dos. Y sin embargo está excluido de la computación…

El pato feo que se convierte en cisne. Eso parece alargando su cuello desde la superficie aguada.

Binomios. Dos son compañía. Tres es otro tipo de amor y más es una Peña. La masa.

Se dice que 1+1 son más de dos porque el dos le da al uno relieve. Lo complementa. Hará más que dos unos trabajando separados.

4 Cuatro

-Que número entre el 1 y el 5 le dirías a un pato.

Esquinas. Cubo. Dimensión. El tres necesita al cuatro si quiere dimensión.

7 – Y Siete parece contestarle – a seis- se sie n te como sieste seis fuera delante injustamente. Y además Par del reímos. Sie s te fuera más.. ni se que sería… eso.

7

8 Ocho

⁃ 8 Un señor victoriano con bigote. Mostacho. Y con un primo importante que siempre está cansado.

⁃ El nueve pretende ser nuevo. Un palote con una panza por cabeza.


ALEJAJÁN DrodeMotta: El viejo parque. Sol y sombra por Soleares.

Con mi primera cámara me quedé asombrado de un lugar tan mágico. E intimista a veces en el mismo centro de Almería.

El parque Nicolás Salmerón.

Con plantas que tienen siglos de antigüedad. Algunas traídas de las Indias.

Impresionantes ficus que, si los dejan, llegarán a milenarios.

Con mi vieja guitarra hispano-suiza que tanto ha padecido junto a mi.

Rota por un punky furioso de pastel (soplaflautas monófono); frustrado de no tener la sangre de este otro punk autentico y desvencijado y restaurada por un estudiante de la madera asombrado de su sonido. De las extrañas vigas interiores que sujetan sus graves dejando resbalar, a modo de trampolín, los sonidos audos de la tripa (nylon perdón) catapultandolo todo al oído de un especador….muchas veces inatento.

Como me gusta, cuando encuentro a otro tocaor, dejar esta sonanta en sus manos y enfrentarme a cinco metros y cincuenta y cinco centimetros del erótico redondel que se abre a su vacío interior.

Ah! Sonanta sona santa. Como me has ayudado en solea tanta!

Sonido engrandecido por tantas horas de trabajo callejero al sol, bajo la nieve. de tarde, noche y madrugá.

A la oreja del anónimo escuchante atento.

A las ojeras del trasnochado sordo en apariencia pero esponja inconsciente que tendrá reverberos de buleá en su sueño matinal.

o las del agradecido madrugador que llega a la cantera con un sonido por alegrías nuevo que no es de radio ni mecánico.

Primeras fotos y sonidos sin alcohol tras décadas de falsa borrachera y meses de encierro voluntario.

Con ese asombro que produce la vida al que hace tiempo que solo la ve a través de una pequeña mirilla distorsionada.

Capaz ahora de apreciar sus limpiezas y suciedades auténticas. Con sus olores que traen a la mente viejos algos olvidados.

Lo veo.

Lo oigo ahora en la corta distancia de cuatro años y me lo agradezco.

Fui el único capaz de ayudarme…

pero también el único que estaba ahí.

Con mi música que, supongo que es lo que se me dió

Así que, quizá no estuve tan solo: escucha:

SOL Y SOMBRA (con mas coñac que anís for pavor sssenñorr)